• Image about Vuelo magico
Traslado en el terminal de American Airlines en Miami


Los niños y acompañantes se hospedaron en la villa Give the Kids the World, cada uno en su respectiva casita, encantadoramente decorada por dentro … y con más regalos. Al día siguiente empezaron las actividades. Durante la estancia, cada niño podía escoger a donde quería ir cada día: Seaworld, Disney World, Universal Studios, etc. En esos lugares eran tratados especialmente, de forma que no tenían que esperar colas para las atracciones que querían disfrutar. Y como ha sido habitual, en la tarde del primer día, se hizo una gran fiesta de bienvenida en la villa, con comida, música y diversiones.

A partir de la llegada a Miami, perdimos la pista de Clara que se unió al resto de los niños, pero durante la fiesta nos expresó su alegría, con una amplia sonrisa y unos ojos que brillaban de ilusión, esperando al día siguiente que tenía planeado ir a Disney World. Sus abuelos y hermanita, que la acompañaron en el viaje, también participaban de ese regocijo y en sus rostros se reflejaba un sentido de agradecimiento por todo lo que estaban viviendo.

Pero si bien los agasajados son los niños, los verdaderos héroes son los padres y familiares. Pudimos hablar con algunos de ellos y ver con qué amor y dedicación atendían a sus hijos, con qué entereza, con qué ilusión y siempre con esperanza inclusive cuando no la hay. Nuestro respeto y admiración para ellos.


Cómo ayudar
>> Something mAAgic Foundation®
Esta organización sin fines de lucro, creada en 1996 está compuesta por voluntarios que son empleados y ex empleados de American Airlines, American Eagle y American Airlines Federal Credit Union, que apoyan las misiones de Give Kids The World® y otras organizaciones infantiles, para crear experiencias inolvidables a niños con condiciones médicas crónicas o que amenacen sus vidas.

www.samethingmaagic.org
www.facebook/somethingmaagic

>> Give Kids The World®
La historia de Give Kids The World comienza con una niña, Amy, que tenía leucemia y un solo deseo: visitar los parques temáticos de Orlando. Para facilitar el deseo de Amy, se pidió una estancia gratuita a un respetable hotelero el cual aceptó como había hecho otras veces. Lamentablemente, el resto de los planes del viaje de Amy tomó demasiado tiempo y su sueño no llegó a hacerse realidad porque ella falleció.

Este deseo sin cumplir inspiró al hombre, el hotelero, que se hizo la promesa de que a ningún niño/a necesitado debería quedarse sin cumplir el mismo sueño de Amy. Ese hombre era Henri Landwirth y consiguió el apoyo de colegas de la industria hotelera y entretenimiento, incluyendo parques temáticos de fama mundial, que le ayudara a llevar estas familias especiales a Orlando incluso en 24 horas si fuese necesario. Llamó al proyecto Give Kids The World (Dar a los Niños el Mundo), porque eso era justamente lo que quería hacer, proporcionar experiencias memorables y mágicas, sin costo alguno a niños con enfermedades terminales o crónicas y a sus familias.

Hoy la villa es un complejo de 28 hectáreas que parece sacado de un cuento de hadas, con más de 140 alojamientos, entretenimiento y lugares de diversión, específicamente diseñados para niños con necesidades especiales. Con la generosidad de muchas personas, empresas y organizaciones asociadas, Give Kids The World ha recibido a más de 118.000 familias de los 50 estados en EE.UU. y más de 70 países.

www.gktw.org

Donaciones de millas o dinero
www.somethingmaagic.org/donate.html