Siguiendo la ruta
Desde el aeropuerto de Ushuaia, además de las conexiones con la capital argentina, operan vuelos a Comodoro Rivadavia, El Calafate, Gobernador Gregores, Mar del Plata, Perito Moreno, Puerto Madryn, Río Gallegos, Neuquén, Mendoza, Córdoba, entre otros. Y ya que hemos llegado al fin del mundo, quizás conviene alargar la estancia en Argentina y completar alguna otra ruta antes del regreso a Buenos Aires y –tristemente– a nuestra vida cotidiana.

Dependiendo de los gustos de cada cual las posibilidades son múltiples para continuar el viaje. Desde las Pampas del norte pasando por Neuquén, Río Negro, Chubut o Santa Cruz hasta llegar a la zona más austral de Tierra del Fuego, el país ofrece la variedad de un continente entero, desde llanuras a lagos, montañas, centros de esquí, rutas del vino, glaciares y una variedad casi infinita de flora y fauna, además de una distintiva gastronomía.

El Glaciar Perito Moreno constituirá una experiencia única porque pocos glaciares en el mundo tienen un acceso tan simple y seguro como éste. El glaciar se encuentra a 80km de El Calafate (el pueblo más cercano) y se puede caminar sobre él. La mayoría de los glaciares están en lugares muy altos o de climas extremos. Ésta es una de las razones por la que es tan popular.

¿Y por qué no realizar una parada en Mendoza? Los aventureros encontrarán una multitud de actividades deportivas como montañismo, escalada, paseos a caballo, bajada de ríos y esquí en invierno por su fácil acceso a los Andes. Y para “recuperarnos” aprovecharemos para conocer y deleitarnos con sus vinos ya que Mendoza es una de las grandes productoras mundiales con un buen trazado eno-turístico  que enlaza sus cientos de bodegas.

De regreso a Buenos Aires
Habrá que guardar ganas y fuerzas para disfrutar de Buenos Aires antes del regreso a casa. Centro de lujo y sofisticación Buenos Aires cuenta con un buen número de hoteles de cinco estrellas como el Palacio Duhau - Park Hyatt donde merece la pena tomarse una copa en el Oak Bar.

La gastronomía bonaerense, variada y de gran calidad ofrece un sinfín de posibilidades desde cafés a bares a pizzerías con una oferta en este terreno de las mejores del mundo, además de restaurantes punteros en innovación culinaria, varios de ellos entre los mejores del mundo.

Visitas obligadas del viajero: barrio de San Telmo, popular, con bares, tiendas y mercadillos; Cementerio de la Recoleta, uno de los más significativos del mundo y final reposo de Eva Perón, el moderno Puerto Madero con gran oferta gastronómica, Colorido Caminito en el barrio de La Boca con sus coloridas y típicas casas. Existe también un barrio chino para comer y comprar. Los aficionados a la arquitectura no deben perderse el palacio Barolo en la Avenida de Mayo y los aficionados al fútbol, la locura de los estadios  de River Plate y Boca Juniors.