• Image about Una ciudad dorada
© John W Banagan/Getty Images

Cuando desaparecieron los buscadores de oro a principios del siglo XIX, con ellos partió el brillo deslumbrante de este metal precioso pero quedó la huella histórica y la belleza de una ciudad que atestigua su pasado esplendor y que es patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1980.

Ouro Preto, en el estado brasileño de Minas Gerais conserva esa riqueza ancestral que se manifiesta en sus iglesias, sus calles, sus puentes, sus fuentes y atestiguan del talento excepcional del escultor barroco Antonio Francisco Lisboa “El Aleijadinho” cuya máxima representación es la iglesia de Saõ Francisco de Assis, considerada una obra de arte en todo Brasil.

Fundada a finales del siglo XVII con el nombre de Vila Rica, a poco más de 500 kilómetros de Río de Janeiro, la antigua capital del estado, es hoy un importante centro turístico entre colinas, donde las casas, de uno o dos pisos, parecen apoyarse una en la otra como una familia bien avenida, mientras serpentean, respetando el sinuoso paisaje.

La plaza Tiradentes es el alma de la ciudad, de donde las calles se desparraman. A su alrededor, edificios imponentes como el antiguo parlamento, hoy museo o el palacio de los gobernadores reconvertido en escuela de metalurgia. El teatro de 1770 es el más antiguo de Latinoamérica y aún hoy sirve de escenario en la representación de obras dramáticas.

No todo es arquitectura en Ouro Preto. Sus alrededores naturales presentan una belleza secular inigualable con cascadas, senderos y bosque nativo protegido y pueden también visitarse las antiguas minas, abiertas al público.

Ouro Prieto tampoco abandonó nunca del todo su pasado como sede metalúrgica y minera y actualmente es sede de diversas empresas relacionadas con el sector como el aluminio y su transformación además de la extracción de minerales como el hierro, aunque también se extrae mármol, turmalina, topacio y topacio imperial.

La actividad cultural acompaña al turismo en todas sus facetas y estaciones; en invierno se celebra el Festival de Invierno, el Forum de las Artes en julio y el Forum de las Letras en noviembre.