Las telenovelas son el género televisivo en español y portugués de más importancia para toda la audiencia latinoamericana. Son además la industria del entretenimiento de más éxito en distribución y exportación en Europa del Este, Asia y en todo el continente africano. Ello conduce a aunar esfuerzos e ideas durante la Cumbre Mundial de la Industria de la Telenovela y Series de Ficción que se celebra anualmente.


Esta influencia es tan fuerte, que no es de extrañar que las telenovelas en  Brasil, país con más de 192 millones de televidentes diarios, hayan ocupado un rol de suma importancia en los fórums de discusión política y en la exposición de los problemas sociales del país. Tanto poder ejerce la transmisión de las telenovelas en este país, que hoy permiten el retraso de los partidos de fútbol televisados e incluso provocan que se adelanten reuniones para verlas.

Este auténtico género literario de la cultura popular latinoamericana, es característico por evidentes repercusiones sociales tales como las diferencias entre los ricos y los pobres, la vida del campo y la vida cotidiana de la ciudad, y las dificultades para ascender en la sociedad, obtener la riqueza, la felicidad y el amor. No obstante, estas historias de amor transmitidas en la pantalla chica cautivan y apasionan a los televidentes en los lugares más remotos del mundo convirtiendo a nuestras actrices y galanes latinoamericanos en estrellas internacionales, y a su vez, mercadeando el turismo de nuestros países.

Las telenovelas latinoamericanas son además un producto de exportación literario ya que se venden los derechos de formato para su adaptación local en otros países del mundo, generando aún más ganancias. Los países latinoamericanos que más exportan novelas y formatos al mundo son: México, Brasil, Colombia, Venezuela, Chile y Argentina .

En México, las telenovelas son producidas principalmente por Televisa y transmitidas en la Estados Unidos por la cadena Univision. Con esta disponibilidad y distribución, el éxito está casi garantizado. Los temas de las telenovelas producidas por Televisa son universales: el amor, la traición, el suicidio, los celos, la seducción, la violencia, la venganza, la pasión, la opresión, el sexismo, la corrupción y el incesto. Estas telenovelas, que fueron principalmente escritas por la veterana guionista Delia Fiallo, se caracterizaron por personajes que sufren problemas emocionales, angustias y situaciones altamente improbables, llenas de coincidencias, giros en sus episodios y de situaciones solemnes contrastadas con las vidas extravagantes. En Rusia, la telenovela mexicana Los ricos también lloran logró aceptación por parte de su público, ya que dos tercios de la población de Moscú se identifican como pobres.