• Image about Soldado o recluta
© Matthew Hertel/Getty Images
¿Será que el fusil hace fuego? Sí, y hasta por el nombre. El término ‘fusil’ nos llegó del italiano ‘focile’, palabra derivada del latín ‘focus’ (fuego) y relacionada con ‘fogata’ y ‘hogar’. Las palabras vinculadas a la milicia tienen orígenes curiosos...

Soldado’ era el recluta mercenario; o sea, pagado. Su nombre proviene de ‘soldus’, antigua moneda romana. ‘Sueldo’ (pago) tiene el mismo origen. ‘Alférez’ deriva de ‘al faras’, palabras árabes que equivalen a ‘el caballo’ porque el alférez era un jinete.
Revólver’ deriva de su similar inglés ‘revolver’, y ambos términos provienen del verbo latino ‘revolvere’ (girar). El nombre alude al tambor de balas que gira. ‘Armario’ (latín ‘armarium’) es un depósito de armas.

La palabra ‘munición’ equivale a ‘proyectil’, pero originalmente se refirió a los medios de defensa, como los muros. Se vincula al verbo latino ‘munire’ (fortificar). El nombre de la escuadra de barcos viene de “forma cuadrada” por el ángulo recto que sus naves ofrecen.

‘Coraza’ deriva del latín ‘coriacea’ (escudo de cuero). El español medieval cambió muchas letras ‘o’ por ‘ue’ en palabras latinas: ‘corium’ > ‘cuero’, ‘sortem’ > ‘suerte’, etc.
‘Centinela’ proviene del italiano ‘sentinella’, derivado el verbo ‘sentire’ pues el centinela “siente la presencia extraña”. La ‘c’ de ‘centinela’ es un cambio debido a una antigua pronunciación castellana de la ‘s’ italiana.

‘Coronel’ proviene del italiano ‘colonnello’, el hombre que mandaba una ‘colonna’ (columna) de soldados. ‘Piquete’ era el grupo de soldados que llevaban picas: armas compuestas de varas terminadas en una punta de hierro. Otra curiosidad: ‘guerra’ y ‘war’ derivan del antiguo alemán ‘werra’.