Uno de los eventos que más estoy esperando este año es el previsto lanzamiento en mayo del servicio de American Airlines entre Chicago y Helsinki. Es la capital de Finlandia y un lugar fascinante que tengo intención de llegar a conocer mucho mejor. Es también la ciudad natal de nuestro socio de oneworld, Finnair.

De hecho, uno de los puntos de orgullo de Finnair es el hecho de que en 1983, introdujo el primer servicio sin escalas desde Europa a Japón, volando sobre la región polar y bajando después por el estrecho de Bering a Tokio.

Durante mucho tiempo en AA hemos sabido que la ruta polar es un atajo eficaz entre Norteamérica y Asia pero por motivos geopolíticos, sólo hemos podido aprovechar esa oportunidad por un tiempo relativamente corto. El fin de la Guerra Fría y la consecuente liberalización de varios acuerdos aeronáuticos han aumentado nuestro acceso al espacio aéreo ruso. Hoy en día volamos sobre de la región polar en las naves que parten, desde Chicago, a Shanghái, a Beijing y a Delhi.

En el Polo, la brújula del avión cambia de dirección norte a sur, lo cual da lugar a problemas con los sistemas de piloto automático de generaciones anteriores. Afortunadamente, con la última generación de aviones de largo recorrido, como el Boeing 777, cuya fuente de navegación es el preciso Sistema Posicionamiento Global (GPS), eso hoy no es un obstáculo.

He viajado por la ruta polar muchas veces y lo que realmente me gusta de ella, es que me obliga a mirar a nuestro planeta desde una nueva perspectiva. Esto me recuerda una frase de uno de mis autores favoritos, Antoine de Saint-Exupéry: “Esta tierra, que es nuestra casa, es en verdad una estrella errante”.

Dondequiera que dirijan hoy, espero que tengan una experiencia arriba de lo habitual. Gracias por volar con American.

Signatureof Gerard Arpey
Gerard J. Arpey
President & CEO American Airlines