BABC (Brides Against Breast Cancer-Novias contra del Cáncer de Seno) es una organización sin afán de lucro que acepta donaciones de trajes de novia para su venta. Los beneficios se invierten en proveer servicios directos a personas afectadas por el cáncer. Su embajadora, la cantautora Margo Rey, conoce en primera persona lo que supone enfrentarse a un diagnóstico de cáncer.


La organización recorre todo Estados Unidos con más de un centenar de actos en los que combina la elegante venta de los vestidos de novia donados con actividades de información y apoyo material y emocional a los pacientes de cáncer y sus familias. Su objetivo es que nadie deba enfrentarse en soledad a este diagnóstico.

Si en algún momento de tu vida has pronunciado el “Sí, quiero”, no hay manera más generosa para darle uso a ese vestido utilizado una sola vez, en uno de los momentos más felices de tu vida, que donarlo para compartir esa felicidad con otros.

Los diseñadores también han sido generosos con la campaña y casi la mitad de los trajes de boda son nuevos, donados directamente por las casas de alta costura. También se venden complementos, por supuesto, como los velos y trajes para la madrina y damas de honor.

“Como superviviente del cáncer de seno, ya pasé la quimioterapia y ahora estoy recibiendo radiación. Creo que la educación y el apoyo personal son tan importantes como una temprana detección”, afirma Margo Rey.

Este año, BABC contribuye con 2 millones de dólares a la lucha contra el cáncer a través de la financiación de programas para niños, grupos de apoyo a pacientes y familias, clases de ejercicio y nutrición, campamentos de verano para niños afectados e información. También distribuye anualmente 10.000 tarjetas con información sobre cómo realizarse el autoexamen de mama. La prevención es fundamental y uno de los objetivos de la organización.

BABC está afiliada al Center for Building Hope, en Sarasota (Florida), cuyos programas están diseñados para mejorar el impacto de las terapias al enfocar sus servicios en el aspecto moral, sicológico y educativo del paciente sea cual sea la etapa de la enfermedad mientras viva y sobreviva el cáncer.