Qhapaq Ñan (Caminos Inka) es el nombre en quechua de la vasta red vial construida durante el imperio incaico. Las rutas se extienden a lo largo de Sudamérica de norte a sur pasando por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina. De esta vía salen de este a oeste diversos caminos y todos llegan a Cusco, mística capital Inka. El más famoso de los caminos en la actualidad es el tramo entre Cusco y Machupicchu. Cada año miles de personas de todas partes del mundo viajan a Perú para vivir la experiencia del Qhapaq Ñan y la misteriosa Machupicchu. He aquí mi historia con un grupo de amigos y aventureros.


Lima, una delicia
Si bien es cierto que durante el imperio incaico todos los caminos llegaban a Cusco, en el Perú de hoy día, los caminos llegan a Lima. Y es en esta dinámica capital reconocida mundialmente por su extraordinaria gastronomía donde comenzó mi aventura peruana.

Información útil

>> Hoteles y Restaurantes

•  Westin Lima Hotel and Convention Center
www.westin.com/lima

•  Restaurante Brujas de Cachiche
www.brujasdecachiche.com.pe

•  Restaurante Pescados Capitales
www.pescadoscapitales.com

•  Hotel Monasterio
www.monasteriohotel.com

•  Pachatusantrek Tours
www.pachatusantrek.com

Primer orden del día: una visita a Casa Aliaga una hermosa casa museo llena de tesoros cada uno con su propia anécdota y luego a la Catedral de Lima donde se encuentran los restos de Francisco Pizarro. La iglesia es de singular belleza y tiene una historia muy interesante. Un par de horas después y aún había tanto que aprender. De la Catedral me dirijo al Palacio de Torre Tagle y camino por las calles en su entorno admirando los balcones.

Con la extensa y excelente oferta gastronómica en Lima, no fue fácil decidir dónde almorzar. A pesar de mi limitado tiempo en la ciudad, comer en Brujas de Cachiche era de obligación. Opté por el bufé para poder probar de todo un poco. Me deleité con doble porciones de ceviche y causa limeña.

Progresaba la tarde y no me quería perder la visita al Museo Larco. Tiene una famosísima colección de arte erótico y se jacta de tener la colección de oro y plata más fina del Perú. Fue absolutamente fascinante. ¡Es una joya de museo!

Esa noche cené en Pescados Capitales. Su concepto es interesante, la comida deliciosa y el servicio fue excelente.

Lástima que solo disponía de un día en Lima. Me prometo regresar muy pronto para descubrir cuantos encantos pueda la próxima vez.