Bella y dulce Asunción del Paraguay
Regresamos a Asunción al medio día y nos dirigimos al Palacio de Los López (Palacio Presidencial) y caminamos por sus jardines. Probé un exquisito trozo de pan de maíz con queso llamado “sopa paraguaya”.

Jorge me comenta que la gran transformación de Asunción es en Villa Morra el cual se ha convertido en el nuevo y dinámico centro de la ciudad. Partimos en seguida para conocerle.  De inmediato aprecio que es un barrio exclusivo pero diverso en su arquitectura y mezcla residencial y comercial, hotelera y  gastronómica.  Desde el enorme Shopping Villa Morra, pasando por grandes y modernos hoteles como el Crowne Plaza y el Sheraton hasta lindísimos hoteles boutiques. Dos de ellos en especial me encantaron, el Villa Morra Suites con su colección de arte itinerante y su excelente bar.

La Misión Hotel Boutique hace un hincapié a las misiones jesuitas. Tiene una colección extraordinaria de artesanías paraguayas y de obras de madera tallada.

Cenamos en Lo de Osvaldo un restaurante dedicado a la parrilla paraguaya y el fútbol. Es mi última noche en Asunción y es preciso descansar.

El lago azul de Ypacaraí
Paraguay desborda hermosura y su patrimonio cultural, expresado a través de sus vestigios coloniales, herencia guaraní e influencia europea, es único e interesante. Me inspiró su arte barroco mestizo, su artesanía como los ñandutíes, la filigrana en plata y sus obras de barro. Me cautivó el melodioso sonido del harpa paraguaya y sobre todo sus románticas canciones en guaraní.

Me quedó mucho por visitar. Sus grandes ríos, cascadas, lagos, páramos, selvas, reservas naturales y sobre todo su gran Chaco, representativos de un país dotado por la naturaleza.

Me duele especialmente no haber llegado a conocer el lago de Ypacaraí que inspiró mi visita. Lamentablemente no me fue posible debido a un pequeño diluvio que coincidió con mi estancia. Sin embargo, la romántica que vive en mí prefiere pensar que esa fue la manera de incitarme a volver cuantas veces sea necesario al Paraguay hasta lograr el sueño de aquella niña que tanto imaginó caminar por la orilla de ese icónico lago azul.