En los últimos años nos hemos embarcado en la transformación gradual de la flota de American Airlines. Con la ayuda de Boeing, nuestro socio por largo tiempo, hemos estado remplazando nuestros MD-80. En 2009 y 2010 se recibieron 76 Boeing 737 y tenemos planes de añadir 54 más de esos aviones a finales de 2013. También hemos pedido de quince aviones Boeing 777 de fuselaje ancho que se entregarán entre 2012 y 2016. Además, tenemos la intención de adquirir 42 unidades, con opciones de 58 más, del tecnológicamente avanzado Boeing 787 Dreamliner, que empezará a entrar en servicio a partir de finales de 2014.

Recientemente hemos llegado a la conclusión de que para cumplir nuestras ambiciones para el futuro, tenemos que hacer más, mucho más. Al darnos cuenta de que ningún fabricante podría proporcionar el número y la variedad de aviones que estábamos buscando, nos hemos asociado con Boeing y Airbus, resultando en el mayor pedido de aviones en la historia de la aviación comercial.

Según el acuerdo con Boeing, tenemos pedidos adicionales en firme o cartas de intención para un total de 200 aviones de la familia 737. Respecto a nuestro acuerdo con Airbus, vamos a comprar un total de 260 aviones de la familia A320.

Estas transacciones representan una oportunidad sin precedentes para reemplazar a toda nuestra flota de fuselaje estrecho con nuevos aviones que consumen mucho menos combustible.

La dramática transformación de la flota de American Airlines va a producir enormes beneficios para nuestros clientes, nuestros accionistas, nuestros empleados y las comunidades que servimos.

Estamos orgullosos de nuestro legado y el destacado papel que siempre  hemos jugado haciendo que el mundo sea más pequeño, más conectado, y un lugar más pacífico. Con nuestro plan de una nueva flota, tenemos la intención de continuar con ese papel de liderazgo durante muchos años por venir.

Gracias por volar con nosotros. ¡Buen viaje!

Signatureof Gerard Arpey
Gerard J. Arpey
President & CEO American Airlines