• Image about Nicanor Parra, el antipoeta
© miguel sayago/alamy


Parra dejó en claro hace mucho tiempo: “No soy derechista, ni izquierdista; simplemente rompo moldes”.

El hermano de Violeta Parra creó la antipoesía hace cincuenta años. A diferencia de Neruda, sus versos no dan cuenta explícita de las mujeres que han inspirado su vida. Sin embargo, ha tenido varias musas, entre ellas dos suecas.

> Hojas de Parra
Nicanor Parra Sandoval nació en 1914 en San Fabián de Alico, cerca de Chillán, en el seno de una familia provinciana, de clase media humilde, compuesta por ocho hermanos, entre los que destaca la brillante cantautora Violeta Parra. Su infancia estuvo rodeada de arte por parte del padre profesor y músico aficionado y su madre, Clara Sandoval, modista.

Estudió en el Liceo de Hombres de Chillán y terminó la educación secundaria en el Internado Nacional Barros Arana. En 1933, ingresó al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, para estudiar matemática y física.

En 1937 comienza su labor docente y publica Cancionero sin nombre. Parra, al igual que muchos poetas de la época, se encontraba en la búsqueda de nuevas fórmulas en la poesía latinoamericana.

En 1949 obtiene una beca del Consejo Británico y viaja a Oxford (Inglaterra) a estudiar cosmología durante dos años. Lee a Shakespeare, Ezra Pound, T.S. Eliot, William Blake, Franz Kafka y se interesa por el psicoanálisis freudiano. Esta etapa es fundamental para la obra posterior de Nicanor Parra ya que descubre una nueva disciplina en la construcción del verso y asume su condición de poeta.

En 1954, publica Poemas y antipoemas. La obra marcará lo que el propio Nicanor Parra denominará como “anti-poesía”, claramente influida por su estadía, lecturas y roce artístico obtenido en Inglaterra.

“Sin Oxford nada habría sido igual”, comentó Parra. “Necesitaba dos años para articular mis poemas y antipoemas y redondear su planteamiento central”.

Parra aludió a Neruda cuando dijo no “a la poesía de vaca sagrada” (por Neruda). Pese a esas arremetidas contra sus pares, Parra vive ahora en Las Cruces, un lugar situado entre Isla Negra, donde vivió y está sepultado Neruda, y Cartagena, donde vivió, murió y está enterrado Huidobro.