Un pequeño país con mucha historia y extraordinaria oferta turística se ha convertido en la joya de los Balcanes. Grandes extensiones de playa, parques naturales y hoteles de lujo hacen de este país un gran destino. Montenegro se independizó de Serbia hace siete años y vive un despertar turístico gracias a su belleza natural, modernización de instalaciones y un benigno clima de marzo a noviembre.


Visitas obligatorias

Parque Nacional Durmitor
Representa la naturaleza virgen, con muchos atractivos y posibilidades para el turismo activo: senderismo, ciclismo, montañismo, natación, esquí, rafting.

Tivat - Porto Montenegro
Marina Porto Montenegro parada de grandes yates y cruceros. La bahía de Kotor es el mayor puerto natural del Mediterráneo oriental.

Perast - Boka Bay
Perast es una maravillosa ciudad antigua, con arquitectura excepcional, llena de iglesias. Hay pequeños barcos-taxi que le llevarán a este lugar. Intímos restaurantes ofrecen deliciosas especialidades de pescado.

Skadarsko / Parque Nacional Lago Skadar
Situado en el Valle de Zeta-Skadar tiene una extensión de 391 km². Dos tercios del lago pertenecen a Montenegro, mientras que un tercio pertenece a Albania.

Enlaces útiles
  • Sitio oficial para turismo en Montenegro
 www.visit-montenegro.com
  • Un app para ver la revista Montenegro
 www.visit-    montenegro.com/magazine
  • Club de yates de Montenegro
 www.montenegro-yachtcharter.com


La nación ofrece lo mejor de ambos mundos: en el oeste, las costas cálidas y acogedoras del Adriático; en el este, las espectaculares montañas. El país tiene cultura, historia, belleza natural y grandes extensiones de cálidas playas. Montenegro limita por el norte con Bosnia y Herzegovina y Serbia; Albania por el sudeste; Croacia por el oeste; y con Kosovo por el este. Tiene una superficie de 13.812 km2 en los que habitan 625.266 personas.

Cerca de 1,2 millones de turistas internacionales llegaron a Montenegro en 2011, lo que es el doble de la población autóctona. Acá encontrará hoteles confortables desde US$75 por noche o menos y lujosos complejos a su gusto.

La gran marina en Porto Montenegro es punto de llegada de yates y cruceros y cuenta con instalaciones de apoyo, restaurantes y residencias de lujo.  Situada en la bahía de Kotor, es el puerto natural más grande del Adriático y está muy cerca del Aeropuerto Internacional de Tivat. Fue una base naval de la era comunista y es Patrimonio de la Humanidad, con una imponente ciudad amurallada. El magnate canadiense Peter Munk invirtió 200 millones de euros, los que ciertamente generan dividendos y confort para los turistas.

En la bahía de Kotor y sus acantilados rodeados de aguas de azul profundo, podrá descubrir más de media docena de islas que conforman esta popular zona.

Las playas de Montenegro son calmadas y poco profundas, ideales para niños y familias. Gracias a la poca contaminación, las aguas cristalinas son paraíso para el buceo. La playa más elegante es Becici, con boutiques de moda y grandes complejos hoteleros.

Otro atractivo es Budva que cuenta con una intensa oferta deportiva, cultural y musical, un extenso patrimonio histórico y artístico. El casco antiguo de la ciudad tiene 2.500 años. El complejo de Sveti Stefan (San Estéban) en el Adriático, es uno de los lugares con más glamour de la zona. Tras una renovación de seis años el resort de Sveti Stefan incluye una isla de tres hectáreas con habitaciones situadas en renovadas casas del siglo XV y hoteles de lujo. 

La capital de Montenegro, Podgorica, es el centro cultural y comercial del país. Casi completamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad tiene hoy un estilo renovado y moderno. Esta animada metrópolis está llena de hermosos parques, teatros y edificios culturales. En Montenegro se realizan además festivales y actos culturales durante todo el año.