• Image about Mercados del mundo
Cairo
© cris bouroncle/getty images

Los mercados de destinos emblemáticos son cada vez más visitados por los que desean palpar la esencia de un lugar. Lo que come, lo que compra y como se comporta la gente, se aprecia en los mercados que, hoy como ayer, siguen siendo el punto de reunión social indiscutido.

>> El Cairo - Khan el-Khalili

Al entrar a Khan el-Khalili uno ve reflejado a la perfección lo que imaginó sobre un bazar oriental. El mercado más importante de El Cairo es una telaraña de callecitas angostas, bellos arcos y diminutos negocios organizados por gremios.
  • Image about Mercados del mundo
Cairo
© frans lemmens/getty images

Si ve algo que le gusta cómprelo (previo regateo) porque difícilmente vuelva a encontrar ese puesto. Uno siempre termina perdiéndose en este laberinto. Aún así, déjese llevar por sus sentidos y aprecie papiros, pilas de hibiscus, coloridas lámparas, narguiles, esencias, perfumeros, aromáticas especias y muchas cosas más.

Y cuando sus pies no den para más, busque una tetería o, mejor aún, vaya al Café Fishawi. Este bar (que hace 200 años que no cierra) es conocido como el “Bar de los Espejos” por tener en sus paredes espejos de toda forma y tamaño. Aquí vienen turistas y locales a fumar y tomar té con menta fresca mientras vendedores ambulantes desfilan ofreciendo billeteras, almohadones, collares o dibujos con henna.

>> Barcelona - Mercado de San José (La Boquería)

  • Image about Mercados del mundo
Barcelona
© hiroshi higuchi/getty images


Barcelona tiene muchos paseos clásicos y éste es uno de ellos. Con más de 300 puestos - con productos locales y extranjeros - es el mercado más grande de Cataluña, paraíso del jamón curado, embutidos y excelentes pescados.

La Boquería


Mientras locales y turistas recorren sus pasillos, enormes trozos de atún son cortados por las manos expertas de las señoras de los puestos. Hay buenas carnicerías que ofrecen cortes al estilo uruguayo y argentino. No faltan las frutas, las verduras y los jugos naturales hechos en el momento. Sin dudas es un excelente sitio para tener un almuerzo fresco y ligero.

En su ubicación actual está desde 1836 pero sus orígenes fueron en la calle. Nació varios siglos antes como mercado ambulante en la Rambla a donde acudían campesinos de la zona a vender sus productos. Con el tiempo la Rambla se transformó en paseo y el mercado se trasladó al lugar donde está hoy.