• Image about Majestuosos escenarios del Viejo Oeste
Tuweep (Toroweap) Point en la Cordillera del Norte
© roberto soncin gerometta/getty images

Desde el Parque Nacional Gran Cañón en Arizona, pasando por el Parque Nacional de los Glaciares en Montana, hasta llegar al Parque Nacional Tierra de Cañones en Utah, el Viejo Oeste de los Estados Unidos exhibe muchos escenarios naturales considerados santuarios naturales, majestuosos regalos para todos los sentidos.

El Estado de Arizona encierra el impactante y silencioso Parque Nacional Gran Cañón, el cual recibe 4,5 millones de visitantes anuales. Ubicado cerca de las fronteras de Nevada y Utah, el Gran Cañón es surcado por el río Colorado, que arrastra agua de siete estados. Hacer senderismo desde el extremo sur del Cañon hasta el río es una de las actividades más populares y emocionantes. Otra actividad muy recomendada es el paseo en auto por la ruta Desert View: apreciará estupendas vistas de las incomparables gamas de colores de tierras, cambiantes a la par que el sol las ilumina en su diario recorrido.

Una parada obligatoria es el Museo Tusayan y los restos arqueológicos de los Pueblo. Los Cohonina y los Pueblo (Kayenta Anasazi), ocuparon estas tierras desde tiempos ancestrales. La ciudad de los Pueblo se llamaba Tusayan, de ahí el nombre del museo y la visita a los restos, aún apreciables. El museo ofrece la posibilidad de contemplar como vivían los Pueblo del Gran Cañon hace 800 años.

Otro paraje inigualable es el Parque Nacional de Yosemite, localizado al este de San Francisco. Clasificado como Patrimonio de la Humanidad en 1984, este lugar acoge a más de 3 millones de personas anualmente. Puede embelesarse con sus acantilados de granito, sus saltos de agua diáfana y sus selvas de descomunales secuoyas: el Bosque Mariposa (200 árboles), el Bosque Merced (20 árboles) y el Bosque Tuolumne (25 árboles). Una vez allí, no deje de tomarse la tradicional foto con el Gigante Grizzly, un ejemplar de secuoya gigante con más de 2.700 años.
  • Image about Majestuosos escenarios del Viejo Oeste
Río Merced vista desde el puente Stone Man
© bambu productions/getty images


Desde ahí brincamos al Parque Nacional Yellowstone, establecido como tal en 1872 y considerado el primer parque nacional del país. Este edén natural ocupa porciones de Idaho, Montana y Wyoming y alberga una extensa variedad de animales salvajes, tal y como alces, búfalos y osos pardos. Lo más reconocido es el célebre géiser Old Faithful junto a una impresionante serie de fuentes termales.

En el estado de Montana también se ubica el Parque Nacional de los Glaciares, un lugar sumamente bello con barrancos, cascadas y valles profundos con las características escultóricas de roca tallada por el hielo y en donde puede nevar en cualquier estación del año, incluso en el verano, dada su altura. Uno de sus principales atractivos es la carretera Going-to-the-Sun: una esplendorosa ventana para los paisajes del parque y desde donde puede avistarse la docena de grandes lagos y cientos de pequeños que reciben 2 millones de visitantes al año.

En Utah, cerca de la ciudad de Moab, se encuentra el Parque Nacional Tierra de Cañones, el cual abre durante todo el año y conserva un colorido panorama. Posee un área conocida como Squaw Flat que es muy popular ya que ofrece dos docenas de lugares para acampar, baños públicos, parrillas y mesas para picnics. Ideal para establecer la base y, desde aquí, practicar senderismo hacia notorios destinos como el Arco Druid y el Cañón Elefante.

Otro regio lugar ubicado en Utah es el Parque Nacional Zion, en donde se distinguen enormes muros de cañones rosa y rojos y precipicios de arenisca que se ensanchan hacia el cielo cerúleo. Se puede participar en aventuras de enseñanza al aire libre con biólogos expertos en animales salvajes o en paseos fotográficos para captar a cualquiera de las 271 especies de aves que habitan este paraíso lleno de texturas peculiares.

  • Image about Majestuosos escenarios del Viejo Oeste
© shawn reeder/getty images
Un poco más al oeste, en el estado de Oregón, encontramos el Parque Nacional del Lago del Cráter. Identificado por ser el lago más profundo del país y por la nitidez de sus aguas, es el principal atractivo de este parque. El lago colma parcialmente una caldera volcánica de más de 1.200 metros de hondura que se creó hace 7.700 años debido al desmoronamiento del volcán Mazama. Inclusive, recitan las leyendas de las tribus indias de los Klamath en las que dos cabecillas –Llao y Skell– combatieron entre ellos y, como consecuencia de dicha pugna, se destruyó el monte Mazama y se creó así el lago del cráter: un lugar sagrado y de inconmensurable hermosura para los Klamath y su cultura.

Finalizamos nuestro recorrido por donde lo comenzamos, en el estado de Arizona, con una de las mayores concentraciones de bosques del mundo: el Parque Nacional Bosque Petrificado. Este es un asombroso paraje con espacios arqueológicos y ejemplares de fósiles de hasta 200 millones de años y restos de árboles petrificados. Al igual que el resto de los parques, este destino está custodiado por el Servicio Nacional de Parques y sus más de 20.000 funcionarios enfocados en cuidar estos lugares tan especiales y compartir las historias que de ellos derivan.