Lorena Vásquez Ampié, la Master Blender de Ron Zacapa Centenario, se encuentra entre los mejores especialistas del mundo en su sector. Para Vásquez, su labor como Master Blender es, más que un oficio, una forma de vida. Pero sobre todo, disfruta con tan gratificante labor.


Aunque nicaragüense de nacimiento, se mudó a Guatemala atendiendo a su corazón, atrapado por un guatemalteco. El amor que le empujó a dejar todo atrás para seguir a su esposo, le ofreció su recompensa, abriéndole las puertas de lo que sería desde entonces su profesión y su pasión: el ron Zacapa.

Licenciada en química y farmacia, 2012 celebra su 28 aniversario dedicada a sentir el ron. “Desde pequeña tenía gran facilidad para descubrir sabores y aromas. La cocina era el centro de mi casa, de mi familia. Allá nació todo” afirma la Master Blender.

Por supuesto, continúa cocinando y experimentando tanto en los fogones como en la bodega, “mi profesión me permite perseguir los aromas y los sabores. Mezclar, crear, innovar, conseguir algo nuevo”, comenta.

Sus antecedentes familiares en cuanto a sus virtudes olfativas y gustativas ya estaban desarrolladas de niña pero “eso no basta; hay que cultivarlas”. Y eso hace Lorena Vásquez, una de las pocas mujeres en el mundo que ostenta el título de Master Blender. A Vásquez se la reconoce ampliamente por su contribución en el proceso que ha convertido a Zacapa en el distinguido ron añejo tipo premium que es hoy en día. Durante el tiempo en que se ha desempeñado como Master Blender, ha implementado importantes mejoras en la producción de Zacapa.

Destaca que las tendencias actuales llevan a los clientes a apreciar mucho más la calidad del ron, cuando se destinan a un cóctel. “Antes de utilizaban mayormente los rones blancos para mezclar. Hoy existe una tendencia a hacer cócteles con ron premium”.

Fue ella quien seleccionó una localización, ubicada a 2.300 metros sobre el nivel del mar para ubicar la planta de añejamiento de Zacapa, la cual recibe el cariñoso nombre de la “Casa por encima de las nubes”. Tomó esta decisión debido al hecho de que la altitud y el clima fresco permiten desacelerar el proceso de añejamiento. Dependiendo de la variedad, ron Zacapa es añejado entre 6 y 25 años, lo cual le proporciona el tiempo adecuado para madurar e intercambiar sus propiedades con la madera de las barricas. El resultado de este delicado proceso es un producto de aroma excepcionalmente profundo, pleno de color y de extraordinario sabor.

“Han aumentado notablemente las variedades de ron y como cada chef, cada bodega tiene su toque personal. Las melazas del Caribe son distintas de las mieles vírgenes de Centroamérica. Los métodos de añejamiento cambian. La historia también influye; unas tienen más influencia francesa, otras española. En mi caso, el ron Zacapa supone un encuentro conmigo misma, el descubrimiento del espíritu del ron; un ron complejo, con aromas y sabores, del que descubro nuevos matices y con el que disfruto”.

Vásquez también introdujo mejoras sustanciales en el complejo proceso de añejamiento conocido como Sistema Solera, un método dinámico basado en las tradicionales técnicas utilizadas en la producción del jerez. Consiste en mezclar, de manera constante, rones de diferentes edades y posteriormente almacenarlos en barricas para continuar su proceso de maduración. Para realizar el añejamiento, Vásquez selecciona barricas de whiskey americano, jerez, vino Pedro Ximénez y coñac francés. Así mismo, supervisa personalmente cada etapa de la mezcla, para asegurar una consistencia y calidad sin paralelo.

Recomienda servir Zacapa 23 solo o con hielo, como aperitivo o como un excelente acompañante para una buena comida. Para este maridaje gastronómico recomienda “un steak a la pimienta o un atún tataki”. También le gusta el cóctel de ron Zacapa (11 onzas) servido en vaso alto, con hielo y completado hasta el borde con ginger ale.

En su opinión, Zacapa XO, más sofisticado y con una personalidad especial, debe ser disfrutado solo, a temperatura ambiente y constituye un excelente digestivo.