© ingolf pompe/look-foto/getty images
© ingolf pompe/look-foto/getty imagesInformación útil

Viajes y Turismo

• Aremar Tours
www.aremartours.com

• Venezuela Turística
www.venezuelaturismo.gob.ve

Actividades y paseos

• Buceo Los Frailes
www.buceovenezuela.com

• Jeep Safari
www.margaritajeeptours.com.ve

• Viola Festival
tourmargarita.blogspot.com/2011/02/viola-festival.html

Hoteles

• Hesperia Isla Margarita
www.hesperia.com

• Palm Beach
www.hotelpalmbeach.com.ve

• Sun Sol Hoteles
www.sunsolhoteles.com


Tour
La propuesta de un jeep safari con Margarita Jeep Tours me pareció atractiva, pues pensé que no solo la gente que asistiese al tour podía ser más aventurera y divertida respecto al clásico tour en autobús, sino que los jeeps caminarían por sitios inaccesibles a los autobuses.

Temprano en la mañana nos encaminamos a la capital, La Asunción, donde brevemente paramos para ver su catedral. A poca distancia subimos hacia el Castillo de Santa Rosa (1680) a las faldas de Cerro del Copey, construido para controlar el paso entre el norte y el sur de la isla. Desde allí se percibe una bonita vista del valle y la capital. Seguimos subiendo, adentrándonos en el cerro, disfrutando de una abundante vegetación tropical.

La siguiente parada es El Valle del Espíritu Santo, localidad donde está la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle, virgen patrona de los pescadores que atrae a miles de margariteños hasta su altar. La basílica es de estilo gótico, con colores caribeños y perfectamente conservada. En la plaza de la Basílica y las calles adyacentes se encuentran multitud de pequeños puestos vendiendo recuerdos.

Continuamos nuestro camino hacia El Parque Nacional la Laguna de la Restinga, una laguna de agua salada, en el istmo entre la isla y la península, una reserva natural de abundante en vegetación, aves y vida marina. En botes pequeños se hace un recorrido por canales cubiertos por túneles de vegetación principalmente manglares. Cada túnel lleva un nombre relacionado con el amor y la amistad: “Plaza mi eterno amor”; “Canal Paraíso del Amor”. Se pueden ver caballitos de mar, estrellas de mar, cangrejos, ostras pegadas a las raíces de los manglares. Un recorrido tan relajante como instructivo.

El siguiente paso era ir hacia Punta Arenas, una bonita playa situada en el extremo más occidental de la península. Los jeeps aquí fueron prácticos pues caminamos por terrenos irregulares y parajes desérticos de singular belleza. En un restaurante en la misma playa, repusimos fuerzas disfrutando de un excelente pescado frito, la brisa del mar y un baño refrescante. Después del descanso iniciamos el regreso, no sin antes hacer una parada en un puesto en la carretera para degustar una cocada, un simple batido de coco fresco, verdaderamente delicioso. Si a la cocada le pones un poco de ron, la conviertes en un coco loco. Fácil ¿no?

Nuestra última visita antes del traslado al hotel, fue a la típica ciudad de Juan Griego, con sus paseos y docenas de tiendas. Lo mejor es subir al fortín La Galera desde donde por un lado se ve una bonita vista de la bahía y la ciudad y por el otro unas espectaculares puestas de sol.