• Image about Incomparables museos latinos

En los circuitos museísticos pocas veces se piensa en América Latina como un lugar de referencia. Sin embargo, en los últimos años se han creado nuevas instituciones culturales, y se han reforzado otras, que han logrado colocarse en el primer plano mundial.

>>Museo Soumaya: historia del arte en un envoltorio vanguardista
  • Image about Incomparables museos latinos
Dos murales de Rufino Tamayo dan la bienvenida al museo con la arquitectura más espectacular y vanguardista del momento en México D.F. Su fachada está formada por hexágonos metálicos que recuerdan a una gran colmena y rompen el paisaje de la ciudad, reclamando un espacio para el arte.
  • Image about Incomparables museos latinos

La exposición se visita, preferiblemente, empezando por su planta sexta que alberga una de las colecciones de esculturas de Rodin más importante del mundo, para lo que se diseñó específicamente una planta sin columnas y con luz natural. El quinto nivel está dedicado al arte mexicano tradicional y moderno y lleno de piezas muy interesantes por su mexicanidad.

El recorrido continúa por la planta dedicada a la naturaleza y el impresionismo, para pasar a los maestros europeos y novo hispanos y concluir en las dos planta inferiores con unas colecciones de objetos antiguos y piezas de oro y plata.

Museo Soumaya


>> Museo Larco, tesoros del antiguo Perú
  • Image about Incomparables museos latinos
Ubicado en una mansión colonial, el propio edificio del Museo Larco es testimonio de la historia del Perú, ya que fue levantado sobre una pirámide.

Sus salas albergan la mayor colección de arte precolombino peruano del mundo, destacando la de oro y joyas compuesta por más de 1.000 piezas. Los más de 45.000 artículos que reúne abarcan todas las culturas de los 5.000 años de historia del Perú.
  • Image about Incomparables museos latinos

Sus áreas dedicadas a la cerámica erótica, o las salas del Sacrificio, reflejan la vida en ese mundo tan diferente del actual que continúa vivo en Larco. La institución limeña es, además, una de las pocas del mundo que permite el acceso de los visitantes a su almacén.

La riqueza incomparable de sus piezas y su escala humana, lo convierten en una visita obligatoria en Lima y en una de las joyas museísticas de América. Como colofón a la visita, ofrece un excelente restaurante de comida peruana y una tienda de productos de alpaca peruana.