• Image about Hacienda Cusin 400 anos de historia
© panoramic images/getty images
La Hacienda Cusín data del siglo XVII y hoy es un exclusivo hotel en medio de la cordillera de los Andes, situada a una altitud de 2.600 metros y muy cerca de la Línea Ecuatorial, a 90 minutos de la ciudad de Quito (Ecuador) y su aeropuerto, y a tan solo 20 minutos de los coloridos mercados artesanales de Otavalo.

La  prominente familia Luna compró la Hacienda Cusín en España,  en el año de  1602, en una subasta del Rey Felipe II.  La hacienda  comprendía los valles de Gualavi y La Rinconada y  todas las tierras entre los valles y el lago.  La propiedad  abarcaba aproximadamente 40.000 hectáreas, que se mantuvieron hasta su división en 1945 y 1964. En 1990 fue comprada por su actual dueño, Nicholas Millhouse, el cual emprendió un ambicioso proyecto de reacondicionar los edificios, restaurar las áreas verdes y construir nuevas y hermosas instalaciones, cuyos trabajos han durado hasta nuestros días.

Hacienda Cusín


Sus tejados de terracota, sus sinuosos caminos empedrados, sus patios adornados por el sonido del agua de sus fuentes, los miradores silenciosos de las torres que contemplan los jardines perennes se dibujan bajo la bóveda de un cielo azul intenso, en medio de un amplio valle de origen lacustre que invitan al descanso y relajación.  Dispone de 43 acogedoras habitaciones para huéspedes amuebladas con selectas artesanías andinas, la mayoría de techos envigados, provistas de camas matrimoniales de tamaño extra y chimeneas de leña.

Cerca de la Hacienda, en el extenso y manso espejo del Lago de San Pablo, se refleja el Imbabura, ancestral monte tutelar de los pueblos indígenas y el volcán Cotacachi, cuyas cumbres con frecuencia se ven adornadas por el manto de la nieve.

El atento y servicial personal complementa la belleza de la Hacienda, haciendo que los momentos pasados allí sean inolvidables.