La ciudad divertida
Andrés Carne de Res es visita obligada para cualquiera. El ambiente es inigualable y su decoración desafía cualquier categorización, pues hay de todo. Está repleto de objetos como placas de auto, maniquíes sin cabeza, esculturas extrañas y un sinfín de peregrinos objetos que finalmente encontraron un lugar donde exhibirse.

Es muy recomendable llegar temprano, como a las siete de la noche, si es posible. El lugar es muy concurrido. No solo se come muy bien allí sino también se “rumbea” de lo más sabroso. Rumbear significa bailar, beber y gozar, algo que en este singular restaurante es de primera orden.

Tras unas copitas de aguardiente, la música, el baile y la gente llena de alegría contagiosa nos dio la madrugada. Solo tuve tiempo de ducharme y correr hacia el aeropuerto para regresar a casa. Me quedó pendiente la visita al Museo de Oro.

Esta visita a Bogotá solo es una de muchas que han de venir en un futuro. Por ahora mis planes son de regresar para disfrutar del Carnaval de Bogotá que se celebra con música y comparsas su herencia hispánica del 5 al 6 de agosto.


Información útil

• Restaurante Doña Elvira Comida Criolla
www.restaurantedonaelvira.com

• Andrés Carne de Res
www.andrescarnederes.com

• Cerro de Monserrate
www.cerromonserrate.com

• Santuario de Monserrate
www.arquibogota.org.com

• Museo del Oro
www.banrep.gov.co

• Museo Botero
www.banrepcultural.org/museobotero

• Carnaval de Bogotá
www.bogotaturismo.gov.co