• Image about Enamorados con eñe
© imagezoo/blanca gomez/getty images

A la hora del amor, nada como un latin lover, o eso debería ser aunque los amantes que hablan español son muy tradicionales en cuanto a la forma de decir “te quiero”.

Es el caso de Marc Anthony, que en el primer aniversario de bodas, regaló un diamante azul de 14 kilates a su esposa. “Ese primer año de casada me pareció todo un logro así que su regalo tenía que ser bueno”, se sincera Jennifer López.

La gastronomía forma parte integrante de nuestra cultura y así se manifiesta también en el amor. A Matt Damon le enseñó a comer bien su esposa, la argentina Luciana Barroso, pero en el día de los enamorados ella le deja comer pizza y rodeado de sus cuatro mujeres, número que incluye a sus tres hijas. “Quizá sea el momento de regalarles un perro”, añade Luciana como muestra de su amor.

Gael García Bernal también ama con el estómago. “No soy un buen cocinero pero me gusta cocinar. Y uno de cada seis platos me sale bien”, afirma rezando para que ese menú que quiere preparar en esa romántica fecha para su esposa, Dolores Fonzi, le salga a pedir de boca.

Sin embargo, su consejo más romántico no pasa por la cocina, ni por la joyería, ni tan siquiera por la tienda de flores. “Lo más romántico que hay es escribir una carta de amor. Lo malo es que no basta con escribirla. Hay que mandarla”, recomienda con buen humor.

Y según Jessica Alba, a ella con un simple y sincero “te quiero” le basta. “Lo único que deseo es que me prepare una cita, incluso en casa”, le pide la actriz a su marido, Cash Warren, un hombre “romántico aunque un poco vago también, pero cuando se pone manos a la obra es muy espontáneo y le queda genial”.