• Image about Emilio Estefan

La industria de la música de los Estados Unidos tiene una gran deuda con este músico, productor, empresario e inmigrante cubano de ascendencia libanesa.

Parece inconcebible que una sola persona pueda influir de una manera tan contundente en un sector tan diverso, tan competitivo y tan taciturno como el negocio de la música. Sin embargo, este está siendo el legado de Emilio Estefan.

El infatigable Emilio trabajaba para Bacardí como gerente de ventas, cuando conoció a la mujer que sería su esposa y con la cual llegaría a la cima. Ese puesto en Bacardí se lo ganó a base de mucho esfuerzo y agallas y también gracias a su agradable personalidad. Comenzó distribuyendo correspondencia en las oficinas cuando tenía solo quince años, estudiaba de noche y su inglés era muy limitado, o como el mismo dice, “muy malo”.

Emilio lleva la música por dentro. Y además de su trabajo con Bacardí, tenía un pequeño grupo llamado los Miami Latin Boys. Tocaban en las fiestas, bodas y quinceañeras en Miami y hasta en algunas fiestas navideñas de la misma empresa Bacardí. No tenían solista y los jóvenes se turnaban para cantar.

Fue precisamente tocando en una fiesta donde conoció a Gloria Fajardo. La invitó a cantar con su grupo y le propuso convertirse en su cantante principal. Ella estuvo de acuerdo y el grupo cambió su nombre a Miami Sound Machine. El éxito fue arrasador. Gracias a la innovación y astucia de Emilio, ese “nuevo sonido” agarró al mundo con canciones tan infecciosas como Conga y nunca lo soltó.

A Gloria (Fajardo) Estefan se le considera como la primera cantante latina que logró hacer el crossover total en Estados Unidos. Sin embargo, ella es la primera en decir que su éxito se lo debe a su esposo quien siempre ha sabido manejar su carrera, promover sus canciones y forjar relaciones importantes que los permitieron llevar su música a millones de personas alrededor del mundo.

Entre otros proyectos, Emilio fue elegido por el presidente Barack Obama para ser vicepresidente de la comisión para el National Museum of the American Latino un comité que explora la posibilidad de construir un museo nacional que forme parte del sistema del Smithsonian Institution y sirva como homenaje y repositorio del enorme legado cultural, comercial y sociopolítico del latino en los Estados Unidos.
  • Image about Emilio Estefan
© jesus cordero

> La unión y su misión
La astucia y el arduo trabajo no son las principales cualidades de Emilio y Gloria. Ambos pasaron una serie de desafíos durante su niñez o adolescencia: separación de familiares debido al exilio, problemas económicos y de salud de sus padres así como el destierro y el nuevo comenzar en un país adoptivo.

Por un lado, su historia no es muy diferente a la de miles de inmigrantes. Y quizás su éxito algo le deba al destino. Pero seguramente tiene mucho que ver con los principios sobre los cuales está fundamentada su vida: la unión familiar y el servicio a la comunidad.

Aquella relación musical se convirtió en un matrimonio que ha durado 33 años y a producido dos hijos: Nayib y Emily Marie; 26 Grammys; (ella: 7, él: 19) y una empresa llamada Estefan Enterprises que cuenta con 4.000 empleados.

La empresa encierra no solo un imperio para producción de música, televisión, y filmes, sino también seis prósperos restaurantes: cuatro Bongos; Larios on the Beach; The Wave en su hotel Costa D’Este en Vero Beach, además del Cardozo Hotel en Miami Beach, donde partes de la película There’s something about Mary, con Cameron Díaz, fueron filmadas. Ellos encarnan el lema, “La unión hace la fuerza”.

> El hombre detrás del empresario
Emilio Estefan, Jr. es hijo de Carmen Gómez y Emilio Estefan los cuales han sido sus más grandes maestros y mayores ejemplos. Nació en Santiago de Cuba.

Pasé varias horas con Emilio y más que una entrevista fue una conversación que se extendió a lo largo del tiempo y la geografía. Platicábamos mientras él conducía su auto de un lugar a otro por South Beach. Su día estaba lleno de actividades y su teléfono móvil no dejaba de sonar. Sin embargo, su amabilidad, paciencia y sencillez brillaron a todo momento. Saludaba a todo mundo con esa sonrisa abierta que lo caracteriza.

Nos sentamos a comer en Larios on the Beach y dentro de poco tiempo llegaron personas a saludarle y él inmediatamente les convidó a comer con nosotros. La comida fue deliciosa y muy interesante ya que pude observar la dinámica entre Emilio y una variedad de personas, sencillas y simpáticas.

Emilio encuentra amigos por todos lados: vecinos, empleados, niños, ancianos, personas que viven en las calles; pájaros a quienes les da de comer todas las mañanas y hasta alguno que otro gato callejero que también alimenta para que ese no se alimente con los pajaritos que él tanto ama.