• Image about El sastre de los jefes de estado

Aunque muy tímido y de pocas palabras, a Luis Abel Delgado lo reciben presidentes, reyes y hasta el mismo Papa. No es un magnate, no es un político. Él es un sastre colombiano conocido por sus bandas presidenciales y espectaculares bordados a mano.

Con una vista de águila, pulso templado y decidida puntada, Luis Abel Delgado va pacientemente creando su obra de arte. El dibujo previo, pintado sobre la tela, poco a poco va tomando forma y volumen, cada vez que un hilo más queda sentado en la tela. Y así pasan días y días, puntada a puntada, hasta que aproximadamente un mes y medio después, el bordado de la banda presidencial está acabado. Después, como en un ritual, solo queda entregarla personalmente al presidente al que va destinada.
  • Image about El sastre de los jefes de estado

Ingresó en el ejército colombiano a los quince años prestando el servicio militar como Guarda Presidencial. Hoy en día es empleado civil del ejército desempeñando la función de Sastre Presidencial al servicio de la Tercera División del Ejército Nacional. Sostiene 32 condecoraciones y es reconocido como patrimonio del Ejército Nacional de Colombia y distinguido como embajador de buena voluntad por la UNESCO.

Durante los años en el palacio presidencial, tuvo la oportunidad de conocer a muchos diplomáticos a los que les servía los “tintos” (tacita de café) y les regalaba una banderita bordada de Colombia. Una vez, unos diplomáticos chilenos sorprendidos por la belleza del bordado le encargaron una banda presidencial para el general Augusto Pinochet con motivo de su decimosexto aniversario de la subida al poder.

A partir de entonces, no ha habido presidente latinoamericano que se precie que no haya llevado una banda hecha por Delgado. En la lista no faltan los colombianos Ernesto Samper, Andrés Pastrana, César Gaviria, Álvaro Uribe y el actual Juan Manuel Santos. Les acompañan los peruanos Alberto Fujimori y Alan García; la panameña Mireya Moscoso, los ecuatorianos Sixto Durán y Rafael Correa, el mexicano Vicente Fox y el venezolano Hugo Chávez.
  • Image about El sastre de los jefes de estado

Asimismo bordó al Rey Juan Carlos I de España unos laureles en hilos de plata y oro para los puños de su chaqueta; a Bill Clinton, a George Bush padre y a George W. Bush hijo, les confeccionó las banderas de Estados Unidos para la oficina oval en la Casa Blanca.

Por encargo, bordó las estolas de seda y la mitra que usó el papa Benedicto XVI durante su visita a Brasil, trabajo que posteriormente provocó una invitación para trabajar en el Vaticano. Periódicamente se traslada allí durante algunas semanas para realizar encargos especiales para el Papa. Su último trabajo ha sido parte del ajuar y las mitras que llevó el Papa en las ceremonias de beatificación de Juan Pablo II.