• Image about Diversion extrema con sello latino

Si ya ha realizado la famosa vacación familiar hacia Disneylandia y busca algo más enraizado a nuestras regiones de Centroamérica y Suramérica, no lo piense más. Existen excelentes opciones de parques temáticos dentro de nuestras fronteras para disfrutar de un día de pura diversión y, en muchas instancias, hasta de recreación extrema.

Emprendemos nuestra búsqueda de aventuras y entretenimiento desde el norte al sur, para detenernos primeramente en Ciudad de México, donde está Six Flags México: un parque que ostenta el repertorio de juegos X-tremos más amplio de México. Su principal atractivo es Medusa: la montaña rusa de madera más grande de Latinoamérica. Con sus trenes rojos y verdes y sus vertiginosas caídas a 80 kilómetros por hora, Medusa simplemente congela de emoción a sus visitantes. Igualmente, le invitamos a experimentar las atracciones de Superman: El Último Escape y Batman The Ride –montañas rusas con abundantes giros sorpresivos–, y Terminator X –en donde los participantes batallan con armas láser contra las afamadas máquinas metálicas–.
  • Image about Diversion extrema con sello latino

En Brasil, en el hermoso balneario de Penha y cerca de Curitiba y Florianópolis, encontramos el parque temático más grande de Latinoamérica: Beto Carrero World. Este destino cuenta con más de 100 atracciones para todas las edades y, recientemente, festejó 17 años de actividades continuas. Deléitese en el emocionante Império das Águas –en donde cerca de 16 millones de litros de agua por minuto simulan un asombroso rafting por un río lleno de bajadas y cascadas–, y en las montañas rusas FireWhip y Star Mountain –ambas con varios loopings y más de 35 metros de altura–.

Nuestro recorrido nos lleva también a Colombia y su capital Bogotá, en donde está El Salitre Mágico, un parque perteneciente a la respetada Corporación Interamericana de Entretenimiento. Allí se ofrece diversión para todos los gustos, y prueba de ello son atracciones como el Castillo del Terror –14 escalofriantes espacios ambientados con efectos auditivos, visuales y hasta de temperatura–, y el Palacio de Cristal –una sucesión de laberintos de espejos en donde se debe hallar la salida en el menor tiempo posible–.