• Image about Cuatro paraisos
Arco de la Independencia en Bridgetown.
© cris haigh/getty images

Barbados, la verde

George Washington visitó Barbados por primera vez con 19 años en 1751 y se quedó pasmado por la belleza del paisaje y del entorno, tanto como para escribirlo en su diario.

Visitas obligatorias

• Casa histórica (George Washington)
www.georgewashingtonbarbados.org

• Bathsheba, para el surf
www.barbados.org/bathsheb.htm

• Cueva de Harrison
www.harrisoncave.com

• Barbados en Segway
www.segwaybarbados.com

• Seafari Adventures
www.funbarbados.com/tours/

• Cricket: Kensington Oval
www.barbados.org/kensingtonoval.htm

>> Compras

• Chattel Village (Holetown)
wwwbarbadosblogspot.com

• Pelican Village
www.barbados.org/pelican_village.htm


Aquel frescor nocturno que reverdece los árboles frutales y hace crecer la caña de azúcar que tanto maravilló a un joven George Washington sigue siendo una de las mayores atracciones de la isla cuyo suelo han pisado estrellas de cine como Frank Sinatra, del deporte como Tiger Woods, de la televisión como Oprah Winfrey, de la política como Tony Blair y hasta de la realeza, encabezada por el príncipe británico Harry.

Un arrecife coralino alumbró esta isla mayormente plana, lo que permite cruzarla de costa a costa con gran facilidad; del Caribe al oeste al Atlántico al este.

Bathsheba, el lugar más popular para practicar surf por su mar bravo. Pero es tan bonito que los propios isleños mantienen villas costeras para pasar el fin de semana.

Para no aburrirse entre mar y mar, abundan los “rum shops” una peculiar combinación de bar y tienda de todo, que sirven de centro de reunión de los habitantes de la zona.

Estos lugares son los mejores para adentrarse en las delicias de la gastronomía local. El plato nacional de Barbados es el pez volador y cou-cou un guiso a base de maíz y okra.

Deguste el ron y otros licores autóctonos, aprenda con los maestros del dominó que pasan allí la tarde golpeando las fichas o simplemente hacer amistad con los locales.

Actividades abundan para todos los gustos; Seafari para los que deseen generar adrenalina y el cricket, el deporte nacional, que puede practicarse en cualquiera de los campos que abundan en la isla. Visita obligada el más popular: Kensington Oval, cercano a Bridgetown.

No podemos olvidar las compras libres de impuestos en la capital Bridgetown. Chattel Village en Holetown y Pelican Village ofrecen también buenos precios en ropa y verdaderas artesanías de Barbados.

Para los que realmente no quieran hacer nada, simplemente olvidarse del mundo y relajarse al lado del océano, 110 km de playas están a su disposición y si no, pregunte a Rihanna, la cantante de origen local y ganadora de un Grammy que siempre consideró la isla la perfección absoluta para el cuerpo y el alma.