• Image about Cuatro paraisos
© richard cummins/getty images

El mar Caribe baña con sus cálidas y cristalinas aguas, bellísimas islas caprichosamente esparcidas en su superficie. Cada una es especial y cada una tiene su encanto. He aquí cuatro de ellas. Todas tienen en común playas blancas inmaculadas que las rodean, pero sus interiores muestran distintas personalidades.

Santa Lucía, la tranquila

Con sus 616 km2, Santa Lucía puede ser un lugar muy romántico y pacífico si es eso lo que busca. Sin embargo si lo que desea es algo más que días de relax en la playa, la isla le ofrece muchísimas más actividades de interés para todos los gustos: amantes de la historia, exploradores, aventureros y experiencias para la familia entera.

Visitas obligatorias

• Santa Lucía
www.stlucianow.com
www.scubastlucia.com

• Piratas del Caribe - Brig Unicorn
www.sunlinktours.com

• Parque Nacional Pigeon Island, La Toc Battery y Morne Fortune
www.sluanatrust.org

• Surfing
www.slucia.com/kitesurf

• Faro Moule-a-Chique
www.uptodatestlucia.com

• Lagarto Whiptail
www.slunatrust.org

• Casino Treasure Bay
www.uptodatestlucia.com

• Gros Piton
www.naturalbornhikers.com/GrosPiton

• Monte Jade
www.jademountain.com


La relevante historia militar de la isla puede descubrirse en una visita al Parque Nacional Pigeon Island, La Toc Battery y Morne Fortune. Este es un encuentro muy entretenido para toda la familia no solamente para los adultos.

Diríjase luego con los niños para una aventura sin par al Brig Unicorn, igual que el barco de Johnny Depp en la película Piratas del Caribe. También puede hacer un viaje en tren a través del bosque tropical o descubra las varias reservas forestales ecológicas donde, con suerte, descubrirá el ave nacional, el Versicolor Amazónico.

Si todavía le queda tiempo disponible, ocúpelo con energéticos deportes como paseos en kayak, bicicleta de montaña, paseos a caballo, descenso en cuerda o surf y vela.

Para seguir disfrutando de manera más descansada se ofrece una visita al faro Moule-a-Chique en Vieux Fort, que se presenta como el segundo más alto del mundo por encima del nivel del mar; la vista es magnífica. Los amantes de las aves deben apuntarse a paseos específicos para la observación de pájaros que no les defraudarán; también es recomendable visitar la isla María para observar una especie muy escasa de lagarto, el Whiptail de Sta. Lucía. Otra buena opción es ir de compras a el Mercado de Castries que ofrece suculenta fruta fresca local y artesanías a muy buen precio.

Para unas vacaciones llenas de adrenalina, nada mejor que el recientemente inaugurado Casino Treasure Bay en Rodney Bay completo con sus máquinas tragaperras, mesas de poker, blackjack, ruleta y mucho más. Para bucear los Arrecifes Anse Chastanet y Superman’s Flight son inigualables. Anse tiene una caída a la profundidad de 1.600 pies y Superman se llama así porque una escena de la película Superman II se filmó aquí.

Cuando de visita, no hay como convivir con los habitantes y en Sta. Lucía los viernes están hechos para ello. Comience con una visita a Anse la Raye’s Seafood y disfrute de una gran variedad de mariscos. Después de comer celebre Rodney Bay, Gros Islet’s Friday ‘Jump Up’, una fiesta callejera que se alarga hasta altas horas de la madrugada.

Finalmente, no se despida de Sta. Lucía sin visitar los Pitons, número uno en la lista de Oprah Winfrey sobre los cinco lugares para visitar en la vida. Desde el monte Jade, escale el Gros Piton y deléitese con las vistas de los “montes gemelos”, patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

La isla cautiva a sus visitantes con una oferta muy variada, brindándole sus tesoros y toda su belleza.