Ahora queríamos saber cuál es el mensaje del álbum. “Con Corazón Profundo buscamos ese mensaje de valorar a la gente con corazón profundo, de poner acento en la gente con corazón grande, generoso, más allá de la individualidad, que trabaja para que el mundo sea mejor para todos. Ese es el espíritu general, no solo de la canción Corazón Profundo. Hablamos un poco de ecología, del cariño hacia la mujer, hacia la naturaleza, de resaltar cosas del costumbrismo”, comentó con satisfacción.

La inspiración es el punto de Aquiles de los artistas, así que a la pregunta sobre donde obtiene su inspiración, Vives con una sonrisa nos dijo: “El artista toma la inspiración de lo que tiene la vida, de lo que le da la vida, de sus hijos, de su mujer, de la tierra, de la naturaleza, de ese mensaje de la gente cuando uno trabaja, porque en cada concierto se reciben señales de ese público que te retroalimenta”.

Todos evolucionamos con el tiempo y Vives no es una excepción. ¿Qué queda en Carlos Vives de ese jovencito de los años 80 y 90? Con una carcajada me respondió: “Queda todo. No se pierde nada. No se pierde lo que me motivó desde el principio hacia todo esto, lo que me impulsó a hacer lo que hice en aquellos tiempos. Ese espíritu que mantiene el hacer las cosas buenas. El estilo y el físico puede que haya cambiado, pero el espíritu, no”.

Conciertos
Como es habitual en los grandes de la música, después del lanzamiento de un nuevo álbum, le sigue una gira de conciertos de promoción este verano. El primero de ellos se celebrará en Puerto Rico, tierra donde Vives vivió algunos años como actor y a la que le tiene mucho cariño, y seguidamente por todo Estados Unidos (Orlando, Miami, Atlanta, Boston, Newark, Washington, Los Ángeles y Houston) y en algún momento, aun sin definir,  por Latinoamérica.

Para información de ciudades, fechas y compra de boletos, visite la página: www.carlosvivestour.com