• Image about Bondades de la tuna
© Foodphotography Eising/Getty Images

El extracto de la tuna-nopal (Opuntia Ficus), tiene propiedades muy beneficiosas para la salud. Las culturas autóctonas de Mesoamérica lo saben desde hace siglos (ya figuraba como remedio en el Herbario Azteca de 1552), pero no es sino hasta ahora que abundan los estudios que corroboran las antiguas creencias.

Las abuelas lo recetaban como diurético, para bajar la fiebre, controlar la diarrea o regular el funcionamiento del hígado. Recientes investigaciones parecen comprobar que los tallos del nopal podrían estabilizan el azúcar en la sangre y tener efectos positivos sobre la presión arterial y el colesterol malo, además de coadyuvar en el tratamiento de la obesidad.

Varios artículos publicados en revistas científicas, como Phytotherapy Research, dan cuenta de pruebas realizadas en ratones, e incluso en humanos, que así lo indican.

El doctor Winston F. Craig, profesor de nutrición en la Universidad de Andrews, uno de los autores de dichos artículos, sostiene que “el uso regular de la savia del nopal ha mostrado un mejoramiento en los síntomas generales del paciente diabético...y puede también bajar los niveles de lípidos en la sangre”. Y agrega: “el alto contenido de pectina le da al consumidor una sensación de llenura abdominal. Esta sensación puede jugar un papel en su uso para reducir peso”.