• Image about Al-Andalus un lujo sobre rieles

Después de varios años fuera de circulación, el lujoso tren Al-Andalus vuelve a circular recorriendo las joyas históricas y arquitectónicas de Andalucía.

Una gran restauración y rehabilitación han devuelto la vida al tren turístico de lujo, que comenzó esta primavera, uniendo de nuevo algunas de las ciudades más llamativas del sur de la península ibérica. Como afirma la publicidad: “Un palacio sobre ruedas”.

La nueva oferta ferroviaria, combina las últimas comodidades con el glamour de los trenes históricos, en sus once vagones. De ellos, dos son salones comedor, otro un bar y el último un salón de té desde donde disfrutar a través de sus ventanales, los paisajes del valle del Guadalquivir, la Sierra de Málaga y Granada o las vistas del Atlántico. En ellos se servirá el desayuno buffet y, en ocasiones también algún almuerzo y cena para el exclusivo pasaje de poco más de medio centenar viajeros.
  • Image about Al-Andalus un lujo sobre rieles
Catedral de Córdoba
© jorge miguel blázquez/getty images

El convoy está distribuido en 32 suites en los vagones restantes, doce de ellas con camas doble y veinte con cama de matrimonio. Cada habitación, además, es recogida durante el día por el servicio del tren para convertirse en un salón de uso privado. El tren ofrecerá servicio de prensa diaria, biblioteca y conexión a Internet.

Se trata de un tren histórico, cuyos coches camas fueron construidos en Francia en 1929, y utilizados por la Corona inglesa en sus viajes desde el norte de Francia hasta la Costa Azul.

El recorrido del tren tiene una duración de seis días y cinco noches, comenzando y terminando en Sevilla. Su ruta pasa por las ciudades de Córdoba, Baeza-Úbeda en Jaén, Granada o la famosa ciudad de Ronda en la Sierra de Málaga. Desde ahí se desplaza hasta Cádiz, luego a Jerez de la Frontera y pasa, por último, por el puerto de Sanlúcar de Barrameda antes de regresar a Sevilla. Las noches se pasan estacionados en una de estas ciudades, para facilitar el descanso o los paseos. Una noche el convoy dormirá en Córdoba, dos en Granada, una en Cádiz y la última en Jerez.