• Image about Miami, renaciente

Las ciudades se asemejan mucho a seres vivos que crecen, mudan, aman, sufren, fracasan y triunfan.Y al igual que un organismo que respira aprenden con la experiencia, la mejor manera de sobrevivir a todos los avatares. Uno se sacude el polvo después de la caída, se para de nuevo y vuelve a caminar con la cabeza bien erguida en busca de la próxima meta.

Así ha sucedido en los últimos años en diversas áreas de Miami, algunas viejas glorias de esplendoroso pasado resurgen mientras otras quedan relegadas. Cuatro de ellas, Downtown, Midtown, el Design District y Wynwood Arts District, han nacido o renacido de sus cenizas para devolver a la ciudad un nuevo barniz, avivado por un alegre sol sureño y tamizado por un océano multicultural.
  • Image about Miami, renaciente
© kikor.com

Todas las comparaciones son odiosas pero Miami comienza, ahora, a medir sus encantos con Nueva York, no solamente en oferta residencial sino también en variedad comercial, artística y cultural. Y detrás del renacer de un barrio siempre hay personas infatigables tenaces que trabajan en equipo y sobre todo, apasionadas por sacar adelante su sueño.

Alyce Robertson, directora del Miami DDA (Downtown Development Authority), rememora que este reverdecer “comienza en el año 2003 cuando despegó la construcción residencial en Downtown.

Y a los residentes le siguen el comercio, restaurantes, hoteles, museos, galerías… Hoy Downtown lo tiene todo 24 horas al día 7 días a la semana en un ambiente urbano muy especial, sin tener que manejar por el denso trafico para llegar de casa al trabajo. Entre los residentes se cuentan muchos de origen latinoamericano, para los que un medio urbano es su sistema de vida, una transición natural desde sus países de origen.

Edgardo Defortuna, presidente de Fortune Internacional, explica que “Downtown ha resurgido tras un periodo de declive. Ahora, todo cuadra, no solamente el sector residencial sino la oferta cultural, artística y de entretenimiento. Estamos muy orgullosos de participar en este resurgimiento del Downtown y otras zonas de Miami”.

Y cuadrar, cuadra a las mil maravillas. Repleto de apartamentos, hoteles de cinco estrellas, restaurantes con chefs de renombre mundial, comercios con las marcas más conocidas, galerías de arte y un florecer artístico y cultural imparable, justo al lado del mar, en el corredor del Biscayne Boulevard.